Hoy en día el número de visitantes que acceden en la web desde un móvil, una tableta o un notebook supone más de un 40% del total de los accesos, por lo cual tenemos que programar nuestra web con la máxima usabilidad desde este tipo de terminales. Hay que prestar mucha atención cuando optimizamos la web para las diferentes resoluciones de pantallas; esto se llama diseño web responsive.